Blogia
Más cine por favor

Crepúsculo

Crepúsculo

Antes de nada, aviso que no he leido los libros ni tenía mucha intención de ver la película, pero después de convencerme varias de mis amigas, allí que fui.

Si alguien se encuentra en la misma situación, empezaré diciéndole que no espere una película de terror, todo lo más en la parte final, pero la primera media hora es más  bien una comedia de instituto. Luego pasa por un rato de ñoñería bastante grande y, por fin, algo de suspense, demasiado corto para los que esperábamos ver algo del tipo de los libros de Anne Rice. Pero vamos, ni punto de comparación.

En realidad cuenta lo que le ocurre a Bella (ya empezamos con el nombrecito), una chica mona pero muy torpe que se va a vivir con su padre a un pueblo frío y oscuro. En el instituto conoce a Edward, el más guapo del instituto pero que pertenece a una familia muyyyy extraña. Por supuesto ella no puede parar de pensar en él, pasa de todo el mundo y solo le interesa él y su secreto. Secreto que solo con ver el color blanco pared (yo juraría que los maquillaron con polvos de arroz) del muchacho, pues chica, como que tampoco era tan difícil. Después de un rato de miradas larguísimas y sin nada de fundamento, aparecen unos vampiros malos y se quieren comer a la chica. El final no lo digo, pero os lo podéis imaginar.

Sólo cuando aparecen los malos (es decir casi al final) la cosa mejora un poco, tiene un poquillo de emoción, a ver si alguien le pega un bocao a la muchacha, que lo anda pidiendo a gritos (aunque ella prefiera que sea el otro). Pero cuando la cosa andaba bien en dos minutos termina la escena de la lucha y si te he visto no me acuerdo. Bueno sí, vemos el pase de modelos del baile del instituto, pero hubiera sido mejor no verlo.

Lo mejor, las escenas imposibles: por ejemplo, cuando la chica pasa por delante de un ventilador (recordemos que están en marzo) y el chico la huele, poniendo una cara de asco bastante estupenda. Se supone que es porque intenta que no lo atraiga el olor de su sangre, pero como nadie explica nada, para mi que la muchacha no se había duchado en unos días...

Los efectos especiales (por llamarlos de alguna manera) también son bastante risibles. En vez de dar una idea de magestuosidad de los vampiros, más bien recuerda a el conejito de Duracell, con unos acelerones tipo película muda. Y qué decir del vestuario... Desde luego, si para ir al baile del instituto hay que ponerse eso, menos mal que yo no tuve de eso, porque anda que... Impagable la torera que lleva la protagonista, igualita que la que llevé para mi comunión.

En resumen: bastante floja, no merece los 7 eurazos (como se echan de menos los Palafox al otro lado de los Pirineos) que gasté.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres